Moda vintage trajo de vuelta los ochenteros relojes Casio

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Hubo una época en que para ver la hora recurríamos a relojes… ¡Sí, relojes! Aunque suene obvio. Es que ante la ausencia de celulares mirábamos la muñeca y para eso los japoneses nos invadieron de aparatos digitales.

En su mayoría eran color plata y llevaban videojuegos incorporados. Sí, como lo oyes. 

Gracias a estos inventos tenías la diversión incorporada a tu brazo. Así que si ahora te dicen los de la generación Z que ellos tienen videojuegos en su smartphone, puedes decir que tú tuviste hace mucho tiempo lo mismo. ¡Chúpate esa!

En Santiago, en el pleno centro, había una tienda clásica: Panamtur. Allí se comercializaban los más “modernos” relojes ochenteros y noventeros mientras sonaba una musiquita incansable, tipo juego de luces de árbol de Navidad.

El más taquillero de la época era marca Casio. En sus costados tenía unos botones duros como palo a la hora de obturarlos. Con ellos podías ver la hora (números digitales), poseían luz, cronómetro y alarma. Una hemorragia de modernidad para la época.

Y como la moda vintage está pegando fuerte, hoy podemos ver en vitrinas nuevamente los viejos relojes ochenteros en versiones 3.0. Las cajas son idénticas, pero con tecnología actual.

Blogueros y hípsters en general rescataron del baúl ochentero el reloj de nuestra adolescencia que de este modo ha vuelto a convertirse en signo de modernidad, como sucedía en el patio del colegio. 

En su día lo vimos en la muñeca de Michael J. Fox en Regreso al futuro (1985), de Sting en alguna portada de The Police, nada menos que a Barack Obama.
Incluso los servicios de inteligencia han prestado atención a estos relojes, habituales entre Bin Laden y sus secuaces. Un casio a estudiar.

Comparte con tus amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×